lunes, 1 de octubre de 2012

XVII


No hay primaveras en el alma, amor
sino borrascas en el corazón

nueva madre, que te yergues
como una torre inconquistable
solo cuando dormís,

solo cuando dormís, se abre
una puerta secreta, receptáculo pequeño
hasta la que con un puente

un simple puente de hombres,
podría alcanzarte

2 comentarios:

  1. Qué importantes son estas valoraciones Aioria! Te mando un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Olenín, gracias por comentar. Otro abrazo!

    ResponderEliminar

"Yo no te pido que me bajes una estrella azul
solo te pido que mi espacio llenes con tu luz":